Alimentos del Verano (II): Verduras de Temporada


INTRODUCCIÓN

verduras_veranoLlega el calor del verano y nuestras mesas se enriquecen con platos frescos para combatir del mejor modo las altas temperaturas: con verduras frescas de temporada.

Descubre las verduras de temporada del verano, una época en la que algunas de ellas escasean en los cultivos de temporada (como las coles, berenjenas, apio, guisantes, endivias o escarolas), mientras que otras nos acompañan para suplir su carencia con frescura y sabor.

¡Toma nota!

 

CALABAZAS, DULCES Y SABROSAS

Desde la primavera y durante todo el verano podemos encontrarlas en nuestro mercado, siendo un alimento óptimo par apersonas con problemas del riñón o el corazón, aparte de presenta efectos ligeramente laxantes. Además, son ricas en fibra y vitamina A.

Como dato que no debes olvidar, sus pipas protegen contra la hipertrofia prostática benigna y, tomadas en ayunas, sirven para eliminar de forma natural las lombrices intestinales, frecuente en niños, sin la necesidad de tomar medicamentos para ello.

 

CALABACÍN, JOYA GASTRONÓMICAverduras_verano_calabacin

Los calabacines son otra de las verduras que tendremos sin problemas en los mercados de verduras de cultivo tradicional, si bien en septiembre la oferta suele reducirse, encareciéndose los precios.

Esta verdura es rica en fibra, presenta un bajo valor calórico y además, como otras verduras, es rica en potasio y pobre en sodio, lo que la hace perfecta para personas con hipertensión o problemas de retención de líquidos.

 

PEPINOS, FRESCURA Y SABOR

Desde mediados de la primavera, durante todo el verano e incluso a comienzo del otoño, tendremos en nuestros mercados ecológicos pepinos siempre a nuestra disposición, perfectos para sándwiches, sopas frías o ensaladas.

Tienen un bajo valor calórico y son muy ricos en fibra, vitaminas (presenta buenas proporciones de vitamina A y pequeñas cantidades de vitamina C) y sustancias antioxidantes y anticancerígenas (como los fitosteroles o los terpenos).

Son diuréticos, beneficiosos para la piel (tanto interna como externamente usados), ayudan a reducir el azúcar en sangre y a combatir el estreñimiento, entre otras facultades. ¡Que nunca falten en tu frigorífico!

 

CEBOLLAS, INDISPENSABLES TODO EL AÑOverduras_verano_cebolla

Al igual que el pepino, durante el mismo periodo dispondremos de cebollas jóvenes en nuestros mercados. Ricas en sustancias azufradas, son también ricas en potasio, fósforo, flúor y vitaminas B y C.

Son diuréticas, hipotensoras, favorecen las funciones digestivas y la creación de glóbulos rojos, y son eficaces para tratar infecciones respiratorias o de cualquier naturaleza.

 

ZANAHORIAS, ALIADAS DE TU PIEL

Ya desde mayo y durante todo el verano puede encontrarse en los mercados la zanahoria, siendo un alimento cuyas enormes cantidades en vitamina A -buena para la vista y la piel-
son más que conocidas, si bien también aporta también potasio, fibra y sustancias antioxidantes.

Consumir zanahorias, por su alto contenido en vitamina A, evita casos de ceguera nocturna, lo que la hace muy valiosa para trasportistas y conductores profesionales. Además, es buena para normalizar el tránsito intestinal en casos de diarrea y para regular las secreciones digestivas.

 

LECHUGA, REINA DE ENSALADAS

Disponibles todo el año, las muchas variedades de lechugas toman protagonismo en verano dada la apetencia de platos fríos para combatir el calor, siendo la reina de las ensaladas, pero perfecta también para sándwiches, burritos vegetales y todo tipo de platos.

Como sabemos, son ricas en agua y pobres en energía, lo que las hace perfectas en dietas de adelgazamiento. Además, tomadas en la cena favorecen el buen sueño.

 

ESPINACAS, FRESCAS Y EN REVUELTOS

verduras_verano_espinacasSi bien durante el verano es la época en la que menor es la oferta de espinaca, durante el mismo podemos seguir disfrutando de ellas, perfectas para añadirlas crudas, esporádicamente, como componente de ensaladas de hoja verde. Son ricas en folatos, vitamina A, E, C, potasio, magnesio y hierro, siendo este último mejor absorbido en presencia de vitamina C, no siendo mala idea combinarlo con otros alimentos ricos en ella.

Como sabemos, favorecen la producción de glóbulos rojos, si bien es conveniente no tomarla cruda con demasiada frecuencia por sus altos niveles de ácido oxálico, debiendo evitarse si se padece artritis gotosa, reumática o si se tiene tendencia a los cálculos renales.

 

TOMATES, “EL JAMÓN DE LA HUERTA”

Como ocurre con las espinacas, la oferta de tomates se reduce durante el verano, no debiendo por ello dejar de valernos de esta riquísima fruta (que a efectos prácticos consideramos verdura), pues tanto en zumo, ensaladas o en sopas frías enriquece nuestra dieta.

Ricos en vitaminas A, E, B y C y en minerales como potasio, calcio, magnesio o fósforo, son considerados beneficiosos para evitar infecciones y aumentar las defensas.

Como dato, es para muchos el tomate pera el preferible para la preparación de gazpacho y salmorejo. ¡No dejes de comprobarlo!

 

RÁBANOS, PICANTES Y NUTRITIVOS

verduras_verano_rabanoPudiendo tomarse tanto su raíz de sabor picante como sus hojas en ensalada, el rábano es una planta que puede cultivarse y consumirse durante todo el año, siendo el verano un momento perfecto para ello.

A pesar de no destacar excesivamente desde el punto de vista nutricional, presenta buenas cantidades de potasio y algo de vitamina C, y son perfectos para estimular la secreción biliar, abrir el apetito, combatir el estreñimiento y favorecer la expectoración.

 

REMOLACHA, HEROÍNA FRENTE AL CANCER

Al igual que el rábano, la remolacha está disponible en los mercados durante todo el año, siendo perfecta para añadir rallada a ensaladas, burritos vegetales y otros platos. Presenta cantidades aceptables de vitamina A, pero especialmente de potasio, siendo muy recomendable en casos de hipertensión o retención de líquidos.

Posee propiedades anticancerígenas (que resisten el cocinado) y hematopoyéticas (formación de sangre), por lo que dada su disponibilidad anual nunca debería faltar en nuestros platos y ensaladas.

 

JUDÍAS VERDES, MEJOR EN VERANO

verduras_verano_judiasAcabamos con otra de las verduras que tenemos disponibles todo el año pero cuyo mejor momento para tomarlas es el verano, aunque en menor medida durante la segunda mitad del verano por su menor disponibilidad. Por ello, es bueno para nuestro bolsillo hacernos con ellas preferiblemente durante la primera mitad estival, debiendo saber que las judías verdes son ricas en vitamina A, B1, B2, fibra y minerales.

Si bien deben consumirse cocinadas, su sabroso caldo de cocción puede utilizarse para enriquecer sopas y otros platos, y son perfectas para sopas, guisos y revueltos. ¡Que disfrutes de ellas!

 

BASES BIBLIOGRÁFICAS Y LECTURAS RECOMENDADAS

– Schneider, Ernst. Naturama, Enciclopedia Científica de Medicina Natural. La Salud por la Nutrición, tomos I y II. Editorial Safeliz. 5ª edición, Abril 1992.

 

 

Sergio Carmona Torres
Dietista-Nutricionista