Consejos Dietéticos y Requerimientos Nutricionales: Tratamiento del Cancer


INTRODUCCIÓN

cancer_inicioEl cáncer es una enfermedad que se da debida a la proliferación incontrolada de células mediante las denominadas etapas de iniciación, proliferación y progresión, en las que se dan alteraciones genéticas, adquiriendo este tipo de células capacidad invasiva (como estrategia de supervivencia), migrando así por el cuerpo y colonizando otros tejidos y órganos, lo que, finalmente, puede acabar, con gran probabilidad, provocando la muerte del individuo de no ser éste tratado de manera óptima.

La nutrición y la alimentación están fuertemente ligadas al cáncer, ya sea desempeñando un papel que puede ser tanto protector como favorecedor del desarrollo del mismo (dependiendo de la calidad de la dieta), como durante el tratamiento anticancerígeno, en el cual, de estar correctamente aplicado el soporte nutricional, puede mejorar las expectativas de supervivencia y la calidad de vida del paciente, reduciendo los efectos adversos del tratamiento.

Veamos en este punto en qué consistiría este soporte, los requerimientos de nutrientes aumentados en el cáncer y los consejos nutricionales básicos a tener en cuenta durante el padecimiento de la enfermedad y la lucha contra ésta.

ÍNDICE GENERAL:

1.-CANCER Y ALIMENTACIÓN

Aparte de los tratamientos anticancerígenos en busca de atajar la enfermedad, durante la terapia contra el cáncer es importante realizar un tratamiento nutricional que reduzca los efectos negativos de la quimio/radioterapia a la vez que evite carencias en la alimentación.

Las peculiaridades del cáncer en su proliferación y progresión generan una incrementada necesidad energética a causa de los requerimientos del tumor, lo que puede desembocar en desnutrición, atrofia muscular -debida a ésta-, así como fatiga y debilidad.

Del mismo modo, se da en muchas ocasiones falta de apetito (anorexia), especialmente tras el tratamiento químico, lo que empeora la desnutrición.

Por ello, en muchos casos es necesaria la implementación de un soporte nutricional adecuado que permita al paciente mantenerse, durante todo el proceso de lucha contra el cáncer, en el mejor estado nutricional posible.

 

2.- IMPORTANCIA Y OBJETIVOS DEL SOPORTE NUTRICIONAL

cancer_alimentos_frescosMejorar el estado nutricional hace mejorar las expectativas de supervivencia al tratamiento quirúrgico y oncológico y permite recuperar la masa magra (masa muscular), las proteínas viscerales y la inmunocompetencia.

Por ello, el tratamiento nutricional debe ponerse en marcha, cuando es posible, antes de la operación (al menos entre 7 y 14 días antes de la misma, preferiblemente, especialmente en pacientes moderada o gravemente desnutridos).

Éste debería mantenerse, con los cambios necesarios -etapas de ayuno esporádico, reducción o incremento energético, o dietas especiales- durante el tratamiento con quimioterapia, radioterapia y terapia hormonal.

Por supuesto, el soporte nutricional se debe aplicar tanto en pacientes sometidos a tratamiento antineoplásico como en aquellos con posibles problemas en la absorción o ingesta de nutrientes, si muestran síntomas de desnutrición, o si no van a poder alimentarse adecuadamente durante más de 7 días.

Los objetivos básicos para el soporte nutricional son:

-Mejorar la calidad de vida y el bienestar del paciente.
-Evitar la desnutrición y las complicaciones derivadas de ésta.
-Mejorar la tolerancia al tratamiento y disminuir sus complicaciones.
-Favorecer la actividad física.

Veamos, pues, frente a qué adversidades nos enfrentamos y qué requerimientos habría que cubrir para alcanzar estos objetivos.

 

3.- REQUERIMIENTOS NUTRICIONALES EN EL PACIENTE ONCOLÓGICO

Es conveniente, a la hora de instaurar un soporte nutricional, tener en cuenta el hecho de que el paciente oncológico presenta alteraciones en el metabolismo de los llamados principios inmediatos (hidratos de carbono, proteínas, grasas, agua, vitaminas y minerales), lo que hace necesario variar su aporte cuantitativa y cualitativamente.

cancer_requerimientosEn relación a la energía, se recomiendan aportes de 30 a 40 kcal/kg de peso/día, según el estado nutricional previo del paciente.

El aporte en proteínas, dado el objetivo básico de mantener o aumentar la masa magra del organismo, será de en torno a 1´5 y 1’7 g/kg de peso/día (en algunos casos se recomienda llegar a 2g/kg/día), frente a los 07-1g/kg de peso/día de la población en general.

Por otro lado, dada la relación entre determinados quimioterápicos y la alteración en el metabolismo de algunos micronutrientes (como el magnesio, la vit. B1, el ácido fólico, etc.), se precisa, por lo general, de la toma de suplementos específicamente para cada uno de estos micronutrientes en particular.

 

4.- ALIMENTACIÓN ORAL EN EL PACIENTE ONCOLÓGICO

La alimentación del paciente con cáncer deberá ser lo más natural posible y, como es lógico, con alimentos presentes en dietas que disminuyan o prevengan el riesgo de desarrollar cáncer -por su posible efecto beneficioso-.

En aquellos casos en los que no se valora necesaria la alimentación enteral o parenteral, se procederá a mantener la alimentación oral de este modo, recurriendo a suplementos en caso de que fuera necesario.

 

4.1.- ALIMENTACIÓN BÁSICA

Habrá que asegurarse de cubrir una ingesta calórica y proteica adecuada como medida básica.

Se harán preferiblemente entre 5 y 6 tomas al día, donde la textura y presentación de los alimentos podrá variarse para mejorar su aceptación (especialmente en pacientes tratados con radioterapia en tumores de cabeza y cuello), pudiéndose disponer de productos adaptados.
cancer_verduras
Será conveniente que en la dieta del paciente continúen estando presente aquellos alimentos cuyo potencial anticancerígeno y depurador del organismo esté demostrado y que forman parte de la dieta saludable en la prevención del cáncer: verduras de hoja verde, uvas y frutos rojos, el tomate, el ajo, el rábano, la remolacha, la papaya, los hongos, etc., los cuales se continuarán consumiendo tras el tratamiento integrados en una dieta saludable, con alimentos integrales y preferiblemente de fuentes ecológicas, tomándolos, al menos la mitad de las veces, en crudo o, en su efecto, bajo tratamientos culinarios poco destructivos (cocciones suaves).

cancer_dieta_inadecuadaPor supuesto, deben evitarse en lo posible alimentos característicos de dietas favorecedoras del desarrollo de procesos cancerígenos, como huevos y carnes de ganadería intensiva, embutidos y carnes tratados con nitratos, grasas saturadas y aceites refinados o enranciados, cereales no integrales (refinados), azúcares simples…

Asimismo, dada la facilidad con la que se suelen rechazar alimentos proteicos (como las carnes), los sabores fuertes y/o amargos, se recomienda evitar la condimentación excesiva y las temperaturas extremas.

Por otro lado, en enfermos con radioterapia abdominal, la dieta será preferiblemente baja en lactosa y rica en fibra fermentable y probióticos, a fin de mejorar los cuadros de diarrea.

Por último, será aconsejable la ingesta de 2-3 litros de agua al día.

 

4.2.- USO DE PLANTAS MEDICINALES

cancer_mama_plantasExisten algunas plantas medicinales que se consideran capaces de ayudar al paciente durante el tratamiento anticancerígeno, ya sea por su potencial anticancerígeno o por los efectos beneficiosos que aportan. Los efectos perjudiciales o beneficiosos de éstas deben aún ser estudiados más en profundidad, y nunca ser tomadas sin recomendación médica.

Entre ellas, están las kalanchoe (kalanchoe draiguemontiana y kalanchoe gastonis), la raíz de diente de león (taraxacum officinalis), la sutherlandia frutescens, la gobernadora (larrea tridentata), el palo de arco (tabebuia impetiginosa), la pfaffia (pfaffia paniculata) o, para aliviar las náuseas del tratamiento con quimioterapia y por su recientemente demostrado potencial anticancerígeno , el cáñamo (por supuesto, sólo en aquellos países en los que su consumo no haya esté ilegalizado).

 

4.3.- SUPLEMENTOS NUTRICIONALES

Para acabar, con mucha frecuencia se deberá recurrir a suplementos nutricionales con el fin de cubrir o recuperar un estado nutricional adecuado.

Suelen ser de gran ayuda las fórmulas con alta densidad calórica e hiperproteicas.
El sabor y la textura de estos preparados será la de mejor aceptación para el paciente, al igual que será conveniente establecer los horarios de las tomas de forma individualizada.

Es de destacar los óptimo de la incursión de ácidos grasos omega 3 (EPA y DHA, particularmente) en estas fórmulas, por su demostrado efecto inhibidor del crecimiento tumoral, la supresión de las citoquinas proinflamatorias y la disminución del catabolismo lipídico y proteico.

 

Y no olvides que si deseas seguir un tratamiento profesional complementario al tratamiento con quimio-radioterapia, capaz de mejorar la tasa de supervivencia, reducir los efectos negativos del tratamiento y aumentar la efectividad del mismo contra el tumor, cuentas con mi co-tratamiento del cáncer, basado en los más punteros estudios científicos sobre cáncer y alimentación.

 

5.- BASES BIBLIOGRÁFICAS Y LECTURAS RECOMENDADAS

– Gil Hernandez, A. Tratado de Nutrición, tomo IV. Nutrición Clínica. Editorial Médica Panamericana. Mayo 2010.

– Pitchford, Paul. Sanando con Alimentos Integrales: Tradiciones Asiáticas y Nutrición Moderna. Ediciones Gaia, marzo 2011.

– Schneider, Ernst. Naturama, Enciclopedia Científica de Medicina Natural, tomo I. La Salud por la Nutrición. Editorial Safeliz. 5ª Edición, Abril 1992.

– Odile Fernandez. Guia Práctica para una Alimentación y Vida Anticancer. Ed. Urano.

– Odile Fernandez. Mis Recetas Anticancer. Ed. Urano.

– Frenkel M, Gross S, Popper Giveon A, Sapire K, Hermoni D. Living outliers: experiences, insights and narratives of exceptional survivors of incurable cancer. Future Oncol. 2015;11(12):1741-9. doi: 10.2217/fon.15.58.

– Yadav NP, Dixit VK 2003. Hepatoprotective activity of leaves of Kalanchoe pinnata. Pers. J Ethnopharmacol 86:197-202.

– Umbuzeiro-Valent G, Roubicek DA, Haebisch EM 1999 Mutagenic and antimutagenic evaluation of the juice of the leaves of Bryophyllum calycinum (Kalanchoe pinnata), a plant with antihistamine activity. Environ Mol Mutagen 33:325-327.

 

Sergio Carmona Torres
Dietista-Nutricionista