Ortiga


INTRODUCCIÓN

ortiga_01No es poco conocida la ortiga (Urtica Dioica, Urtica urens), ”mala hierba” que crece sin remilgos entre los huertos y los campos y cuyo roce la hace, más allá de su aspecto, distinguible por la irritación y el escozor que nos produce.
Pero, más allá de esta molesta característica, sorprende que hayamos ido olvidado con el paso de los años que la ortiga es una verdura comestible y bastante nutritiva, presentando, además, muchas cualidades como planta medicinal, lo que la hacen una planta valiosísima de nuestra tierra.

Así, no hay mayor injusticia que la de llamar a esta planta mala hierba, no quedando más remedio que explicar las muchas virtudes que hoy día la ciencia le reconoce.

ÍNDICE GENERAL:

1.- CARACTERÍSTICAS DE LA PLANTA

Hay varios tipos de ortigas, si bien aquí vamos a hacer mención a la ortiga mayor y a la menor, muy comunes en nuestros campos.

ortiga_02La ortiga mayor crece de una cepa robusta, formando estolones subterráneos, con un tallo cuadrado, de color verde con toques rojizos y pelos transparentes y urticantes (con ácido fórmico, histamina y acetilcolina, entre otras sustancias) por todo él.
Las hojas nacen del tallo, con forma de huevo y aserradas, creciendo más estrechas conforme nacen más arriba del tallo, todas también con pelillos irritantes.
Desde Junio en adelante comienza a crecer las flores, que pueden ser masculinas o femeninas, haciéndolo de cuatro en cuatro en la base de las hojas en forma de pequeños racimos colgantes.
La planta es capaz de alcanzar el metro de altura.

En cuanto a la ortiga menor, sus hojas tienen un aspecto muy similar a las de la ortiga mayor, aunque carece de cepa y estolones en la base y alcanza apenas un par de palmos de altura.
Cría sobre el mismo pie y los mismos ramilletes tanto florecillas masculinas como femeninas, haciéndolo durante todo el año.
Su raíz es más delgada, y su poder urticante, afortunadamente, menor.

 

2.- RECOLECCIÓN Y SECADO

La ortiga es una planta que puede ser utilizada tanto fresca (como verdura) como desecada (para infusiones o tinturas).

Si se desea secar la planta, solo habrá que tomarla (con guantes, por supuesto) en un día seco y, a la sombra, colgarla o dejarla secar sobre esteras, evitando que la humedad o el contacto con otras plantas arruinen el proceso.

Habrá que tener especial cuidado en la recolección: hay que asegurarse de tomarla de un campo que no haya podido ser “curado” o fumigado; el desconocimiento del valor de esta planta no sólo hace que la desaprovechemos, sino también que la contaminemos con venenos para erradicarla (no faltando hoy día, incluso, un herbicida específico para la ortiga).

 

3.- VIRTUDES Y USOS

Si ya es en sí sorprendente para muchos que la ortiga pueda ser considerada no solo no una mala hierba sino una planta alimenticia y medicinal, no son menos sorprendentes los efectos medicinales que esta planta atesora.

El agua en la que se ha hervido la ortiga (para luego ser tomada como haríamos con las espinacas) es útil como si de una infusión se tratase, que igualmente puede prepararse con hojas secas de la planta.

Así, veamos las virtudes que ambos tipos de plantas presentan, que, desde luego, no son pocas:

 

3.1.- ALIMENTO NUTRITIVO

En primer lugar, la ortiga es una planta con un gran valor como alimento (contienen, entre otros nutrientes, calcio, hierro y vitaminas A y C), habiendo autores que la ensalzan como tal incluso por encima de las espinacas, cuya fama nutricional es por todos conocida.
ortiga_04Las ortigas son, además, ligeramente diuréticas.
Pierden el poder urticante al secarse o al ser hervirlas, por lo que una vez cocinadas pueden ser consumida sin preocupación. Los brotes jóvenes son los más recomendados para su consumo.
Una vez hervidas y escurridas, pueden saltearse, prepararse en revueltos o tortillas, o ser tomadas con aceite y sal; en definitiva, ser tomadas como si de acelgas o espinacas se tratase.

Se recomienda no abusar excesivamente de ellas para evitar posibles molestias estomacales. Mejor consumirlas con moderación.

 

3.2.- VIGORIZANTE, DIGESTIVA Y REVITALIZANTE

La infusión de ortiga es útil como vigorizante y revitalizante, siendo un buen remedio en casos de debilidad o cuando se carece de apetito. Por su contenido en secretina, favorece la digestión: estimula las secreciones digestivas, del páncreas y las biliares, así como los movimientos peristálticos intestinales, ya sea tomada como alimento o en infusión.

Del mismo modo, es útil contra la anemia, para lo cual también se puede utilizar, como complemento alimentario, el polvo de hojas de ortiga machacadas.

 

3.3.- HIPOGLUCEMIANTE

La ortiga es una planta de gran valor para personas con diabetes, ya que presenta efectos hipoglucemiantes: su consumo reduce los niveles de azúcar en sangre, lo cual es de gran valor si padeces diabetes.
Se recomienda tomar tres vasos o más al día del agua de infusión de la misma.

 

3.4.- HEMOSTÁTICA

Otra cualidad de la ortiga es la de tener propiedades hemostáticas: son capaces de disminuir el sangrado de heridas o hemorragias abundantes.
Para ello se utiliza el jugo de ortigas, siendo un remedio eficaz incluso en casos de hemofilia, así como de sangrado excesivo durante la menstruación o cuando se padece hemorroides.

 

3.5.- ANTIALÉRGICO

Por otro lado, la ortiga tiene virtudes antialérgicas en aquellas personas que tienen urticaria al haber consumido en alguna comida moluscos o crustáceos.

Para este fin, suele usarse la tintura de ortigas.

 

3.6.- ÚTIL EN EL TRATAMIENTO DE AFECCIONES CUTÁNEAS Y EL CUIDADO CAPILAR

ortiga_cuidado_cabelloLas ortigas son también útiles para el tratamiento de afecciones cutáneas, entre las que podríamos mencionar los eccemas o los empeines.
Para ello se utiliza el agua de hervir ortigas (machacadas previamente), aplicado directamente sobre la piel.

Por otro lado, se dice que la ortiga, en uso también externo, es útil en el cuidado del cabello y contra la caspa si se lava el pelo con el agua de ortigas o la infusión de la planta, atribuyéndole algunos, incluso, la capacidad de retrasar la aparición de canas y de mantener por más tiempo el cabello oscuro, brillante y lustroso.

 

3.7.- AUMENTO EN LA PRODUCCIÓN DE LECHE EN MADRES LACTANTES

La ortiga, tomada en infusión, tiene, del mismo modo, la capacidad de aumentar o estimular la producción de leche en madres lactantes.

Para tal fin, algunos autores recomiendan únicamente la ortiga menor para conseguir tales efectos.

 

3.8.- UTIL EN CASOS DE REUMATISMO

No podemos dejar de mencionar que la ortiga es considerada, igualmente, una planta que podría ser útil para el tratamiento de afecciones reumáticas.
Su infusión se dice ser buena para tal fin, si bien también son usadas para frotar, con las plantas vivas recién arrancadas, las articulaciones doloridas por dicho trastorno, siendo así usada como revulsivo.

 

3.9.- ÚTIL EN LA PREPARACIÓN DE PURINES

Por último, mencionar como curiosidad que la ortiga es también útil para fortalecer los cultivos y evitar las plagas de pulgones y otros insectos perjudiciales para los mismos, siendo un gran aliado en agricultura ecológica.
Para ello se utiliza el purín de ortigas, echando en una botella con un litro de agua 100g de ortigas frescas, dejando macerar durante un mes.
Pasado este tiempo, el preparado se diluye en proporción 1:20, esto es, por cada 100 ml del preparado concentrado se añaden 1900 ml de agua, regando la planta con la mezcla (para nutrirla) o pulverizando la mezcla en las hojas (para eliminar el pulgón, la araña roja u otras plagas), si bien para esto último algunos autores recomiendan, para evitar poder quemar la planta, diluir a razón de 1:50, esto es, 100ml de preparado concentrado más 4900ml de agua.

 

4.- PRECAUCIONES

Como hemos mencionado, simplemente recordar que es conveniente no consumir ortigas, como alimento, con excesiva frecuencia, tanto porque puede provocarnos ciertas molestias estomacales como por su alto contenido en nitratos, moléculas que, en exceso, son perjudiciales para el organismo.

Del mismo modo, también existe la recomendación, por parte de algunos autores, de no tomar ortigas si se está embarazada.

 

5.- BASES BIBLIOGRÁFICAS Y LECTURAS RECOMENDADAS

– Font Quer, P. Plantas Medicinales, El Dioscórides Renovado. Editorial Península. 13ª Edición. Marzo 2013.

– Sandoval, A. y Donat, J. A Tus Plantas, Alpujarra. Asociación de Mujeres de Órgiva, 3ª edición. Noviembre 2011.

 

Sergio Carmona Torres
Dietista-Nutricionista