Valeriana


INTRODUCCIÓN

valeriana-officinalis-01Quien tiene gatos (especialmente si son machos) y ha tomado raíz de valeriana (Valeriana Officinalis) en infusión en presencia de éstos entenderá perfectamente por qué en Francia se la llama hierba de los gatos (herbe aux chats). El olor (o hedor) que proviene de la raíz seca de esta planta produce en algunos de estos animales efectos similares a los alucinógenos, lo que consiguen con apenas restregarse con los envoltorios que cubre las infusiones impregnados con su olor.

Más allá de esta curiosidad, la valeriana es una planta de gran valor medicinal y terapéutico, cuyo nombre provienen del latín valere, esto es, “estar bien”, siendo uno de los mejores remedios para los nervios, entre otras virtudes.

Veamos, pues, las características y el poder medicinal de esta planta cuyos efectos son desde antiguo conocidos, si bien se dice que no fueron del todo descubiertos por la ciencia hasta finales del siglo XVI.

ÍNDICE GENERAL:

1.- CARACTERÍSTICAS DE LA PLANTA

Planta vivaz, que cada primavera se renueva con nuevos vástagos, la valeriana es una planta que puede alcanzar entre el metro y los dos metros de altura, con tallos huecos, rollizos y de cantos agudos.

En el inicio de cada tallo suelen crecen entre seis y diez pares de hojas, que nacen enfrentadas entre sí.

Las flores blanquecinas o rosáceas de la valeriana pueden verse en primavera y verano, y crecen en ramilletes en el extremo del tallo.

Pero no es en sus hojas ni en las flores donde encuentra valor la valeriana, sino que éste reside en sus raíces blanquecinas y en su pequeña cepa subterránea, que se entremezcla con tallos subterráneos de los que nacen raíces y nuevas plantas.
En dichas raíces se encuentra un ester, el bornivaleriánico, que es al cual se le atribuyen las virtudes terapéuticas de la planta.

 

2.- RECOLECCIÓN Y SECADO

valeriana-officinalis-raizLa cepa y las raíces de la valeriana se recogen en verano o en otoño, cuando la planta tiene ya varios años, ha soltado sus frutos y ya está o seca o a punto de secarse. Se lavan con cuidado, evitando dañar lo más mínimo la superficie, y se ponen a desecar, aunque cuando mejores efectos producen es cuando pueden aprovecharse aún en fresco.

La desecación se hará, una vez limpiadas y secadas con un trapo, sobre esteras o cartones, en lugares secos, a la sombra y ventilados, evitando amontonarlas, guardándose luego en tarros o botes.

 

3.- VIRTUDES Y USOS

La valeriana puede tomarse de distintas formas (en polvo, en extracto, en pastillas, en tintura o en vino de valeriana….), siendo la infusión el método más común para obtener sus efectos.
Habiéndosele atribuido a la planta efectos sudoríficos, diuréticos, antihelmínticos, útil para exulceraciones de la boca y encías, contra la debilidad de la vista o como emenagoga, hoy día su función principal, sin duda, es la de ser un poderoso calmante. Veámoslo:

 

valeriana-officinalis-003.1.- CALMANTE NERVIOSO

Como hemos dicho, la principal función de la valeriana es la de ser un muy efectivo calmante nervioso, que puede ser fácilmente tomada en infusión o en tisana (para esto último, Pio Font Quer recomienda echar unos 15 g de raíz preferiblemente fresca en un vaso de agua, dejándolo macerar durante 12 horas, colando y endulzando).

 

3.2.- HIPNÓTICO Y SEDANTE

De la mano de su anterior virtud viene su efecto sedante e hipnótico, esto es, facilitador del sueño. Para ello, se recomienda tomar la infusión de valeriana una hora antes de acostarse, pues se dice que puede provocar en un principio efectos ligeramente estimulantes antes de los deseados efectos sedantes.

 

3.3.- ÚTIL EN CASOS DE CONVULSIONES INFANTILES O EPILEPSIA

Otra de las virtudes atribuidas a la valeriana es la de reducir las convulsiones infantiles o la epilepsia, testimoniando Fabio Colonna en el 1592 tal virtud con varios ejemplos de sanación, asegurando haberse curado incluso él mismo de la epilepsia con el uso del polvo de raíz de valeriana.

 

4.- PRECAUCIONES

Se desaconseja que las mujeres embarazadas o en época de lactancia tomen valeriana.

Por otro lado, si bien no es una planta tóxica, el uso continuado de la valeriana provoca hábito e incluso dependencia, por lo que se recomienda tomarla esporádicamente y de forma puntual.

 

5.- BASES BIBLIOGRÁFICAS Y LECTURAS RECOMENDADAS

– Font Quer, P. Plantas Medicinales, El Dioscórides Renovado. Editorial Península. 13ª Edición. Marzo 2013.
– Sandoval, A. y Donat, J. A Tus Plantas, Alpujarra. Asociación de Mujeres de Órgiva, 3ª edición. Noviembre 2011.

 

Sergio Carmona Torres
Dietista-Nutricionista